miércoles, 6 de noviembre de 2013

Entrevista a Elsa Duhaut


El pasado 24 de octubre nos pasamos por la inauguración de uno de nuestros artistas preferidos An Wei dentro del circuito de exposiciones en locales de la zona de tribunal, TriBall organizado por la homónima asociación de comerciantes del barrio Malasaña.





Allí nos encontramos con la grata sorpresa de que era una exposición colectiva y disfrutamos del interesantísimo trabajo de otro joven artista Sergio Loeda y estuvimos hablando con la comisaria de la exposición Elsa Duhaut que nos dedicó unos minutos para hablarnos sobre esta exposición que ha llamado  [DES]OBEDIENCIA.




Elsa, antes de hablar de la exposición en la que tú has trabajado, podrías contarnos algo sobre la “I edición de espacio de arte TriBall”. ¿De dónde nace la idea del festival y cuál es la motivación que mueve la asociación de comerciantes TriBall a organizar un evento de Arte?

Según lo que me ha contado Concha Pizarro (la organizadora del evento y encargada de comunicación para Triball),  TriBall nace de la voluntad de revalorizar y revitalizar a una zona del centro de Madrid.
Tú has estudiado historia del arte en Bruselas y después de vivir un tiempo en Madrid has decidido quedarte en la ciudad. ¿Desde tu punto de vista, cuanto ofrece Madrid en el escenario cultural artístico?

Vine a vivir a Madrid por primera vez en 2009-2010 con una beca Erasmus. Me enamoré de la ciudad de su vitalidad y los diferentes ambientes que ofrece. Terminé el máster en Bruselas y volví a Madrid lo más rápido que pude. Obviamente el enfrentamiento a la realidad no ha sido siempre fácil pero aprendí que fuera de los círculos oficiales existen actividades periféricas muy interesantes y estimulantes. Proyectos que nacen de la solidaridad,  el esfuerzo y la voluntad de salir adelante, aún en estos tiempos en los cuales aparentemente nada es posible.


¿Qué significa ser comisaria de una exposición de arte. Nos puedes explicar en qué consiste tu trabajo y cuáles son las funciones de tu figura?

Mi trabajo consiste en encontrar los artistas y reunirles bajo un proyecto común. Cada uno llegó con su universo proprio pero había que crear un discurso para justificar una exposición colectiva. Plásticamente sus obras respectivas se hacen eco y tienen en común la estética fotográfica como lenguaje pictórico, pero no conllevan las mismas problemáticas. 

Como comisaria, también me encargué de la coordinación y comunicación con la organizadora, los dueños del Muelle 17 pero también de los carteles que pedí a un amigo grafista, la difusión en redes sociales.

Elsa, háblame sobre la exposición que has decidido llamar [DES]OBEDIENCIA. ¿Cómo has conocido a los artistas y qué relación tienen ellos con el significado de la exposición?

Conocí a los artistas, An Wei y Sergio Loeda a través de amigos comunes de la facultad de Bellas Artes de la Complutense.

Por otra parte, una amiga diseñadora de moda que trabajo con Concha me comento del proyecto de  “I edición de espacio de arte TriBall”. Teniendo poca experiencia, pensé que era mi oportunidad para entrenarme como curadora.  Como comenté antes, el trabajo de Sergio y An comparten una estética común. Ambos investigan el concepto de autoridad, pero cada uno a su manera. Podría decir que el trabajo de An refleja más una experiencia personal: él se ha criado en una familia china tradicional establecida en Madrid. Cuestiona la autoridad en su sentido más genérico como las leyes, la educación, la justicia pero también la o las culturas y lo que supone seguir sus reglas. Para mí, el trabajo de An invita a plantearse la desobediencia en cuando sea necesaria para la auto-realización, la preservación de la mente crítica o mejor dicho la libertad. 

En un modo más universal, me parece que las series de retratos de delincuentes  de Sergio nos cuentan algo parecido a las pinturas de An.  ¿Y qué tal si lo marginal toma el protagonismo? Sergio consigue dar una expresividad a estos desconocidos y teóricamente olvidados de la sociedad, que nos acaba sorprendiendo por su familiaridad. A mí me recordó mucho a los autores Beat Generation que de forma muy romántica hacían la apología de estos seres en ruptura con la autoridad (parental, educacional, cultural,...). Y si estos seres estaban en ruptura con la autoridad no era por placer sino por necesidad de buscar alternativas a una sociedad asfixiante.






Elsa tiene una formación de estudios dedicada a la Historia del Arte, estudio un master universitario de historia del arte especialización en arte contemporáneo en la Université Libre de Bruxelles, Bélgica. Participa al presente festival como comisaria.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario